Que nada ni nadie te robe la calma

0
275

Aunque suene cliché, la calma es algo de lo que carece la mayoría de las personas en la actualidad. Yo me demoré en entender que sobre todas las cosas de mi vida estoy yo, ya que si yo no soy feliz ¿cómo pretendo que otros lo sean a mi lado? Para ponérsela un poco más fácil de entender, solo pregúntese ¿cuántas veces le hecha la culpa a su trabajo por la falta de tiempo? Sin querer queriendo, nos pasamos la vida excusándonos con nosotros mismos y con el mundo entero por no darle prioridad a lo que realmente nos llena la vida y terminamos odiando aquello que nos hace útiles y nos da la riqueza para obtener lo que queremos. Si en sus planes está empezar a cambiar su realidad de forma radical, es necesario que aprenda a manejar su tiempo, dándole un espacio a cada cosa de su vida, así tenga que obligarse a hacerlo. Sé que no es sencillo dar el primer paso, pero para que no pierda el impulso, le voy a sugerir un par de tips que me ayudaron a mí cuando pase por esto: 1. Defina sus prioridades personales, familiares, sociales y laborales. 2. Entréguele un espacio mínimo de 45 minutos a cada una de sus prioridades. Recuerde que, de 24 horas, tiene entre 15 y 18 de actividad plena. 3. Oblíguese a cumplirlo hasta que lo convierta en hábito. No se robe su tiempo ni el de los que ama. Aprenda a manejarlo y a respetarlo, y verá como en un dos por tres le cambia la vida rotundamente. Y recuerde, una hora más de trabajo desorganizado, es una hora más de infelicidad y una hora menos de vida.
*Juan Manuel Gaviria*
@juanmanuelgaviria
juanmanuelgaviria@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here